Anturio – Guía de cuidados y métodos de reproducción de esta bella flor

El anturio, conocido científicamente como Anthurium, es una planta de origen tropical, pero que se ha extendido por todo el mundo, por lo que se puede cultivar y encontrar en cualquier país, sin importar la época del año. Esta planta de hojas llamativas y hermosas flores se da mejor en climas cálidos y bajo condiciones controladas. Una asombrosa combinación de colores y flores distingue al anturio de otras plantas de tipo ornamental.

Guía de Cuidados del Anturio

Se eligen con frecuencia para jardines y terrazas, ya que las flores presentan características especiales tanto en color como en forma, que varían según cada especie. En este artículo conocerás las características más importantes, las que las hacen preferidas por quienes cultivan plantas ornamentales para jardines e interiores con fines decorativos.

Así que, si visitas viveros con frecuencia, hallarás que el Anthurium es muy buena opción para el jardín y pequeñas terrazas si estás buscando variedad en cuanto a plantas ornamentales.

Características generales del anturio

El Anthurium es una planta que destaca en huertos y viveros, por las características de las flores. Sus colores brillantes se hacen visibles en la inflorescencia, subdividida en dos partes:

  • Espata: hojas trasformadas de colores brillantes.
  • Espádice: una espiga con forma cilíndrica de flores hermafroditas y sésiles.

Hojas de folio extenso, que en jardines o macetas grandes pueden alcanzar los 70 cm de alto, lanceoladas y semiovaladas, y de grosor bastante evidente.

El tallo es de grosor medio, suficiente para soportar el peso de sus hojas; y aunque a veces requieren soporte, no crecen más de un metro de altura.

El anturio está adaptada a desarrollarse bajo sombra, recibiendo luz natural de manera indirecta. Sin embargo, se dan bien en interiores semicubiertos, terrazas y jardines sombríos.

La reproducción en su ambiente natural es llevada a cabo a través de la polinización, a cargo de pequeños insectos o caracoles, que forman parte de su hábitat.

Factores que influyen en el cuidado y cultivo del anturio

Anthurium es una planta de condiciones calurosas, húmedas y de poca luz, requiriendo ambientes un poco extremos en este sentido. Los factores que hay que tomar en cuenta a la hora de preservar, cuidar o cultivar Anthurium son los siguientes:

Esta planta, siendo semi epífita, puede crecer sobre otra, usándola como sustrato; sin embargo, no parasita de la otra planta.

Si bien la reproducción de las plantas puede hacerse por semillas, esto llega a ser un poco complicado, por lo que se recomienda reproducir mediante esquejes e hijuelos.

Suelos y hábitat

El sustrato ideal debo contener un 20% de tierra negra, 40% de corteza de pino y un 40% de musgo o fibra de coco. Al momento de mezclar debes cerciorarte que al apretar con la mano, la mezcla se desbarata con facilidad.

Riego

El riego también necesita una amplia humedad, por lo que el riego debe ser abundante, pero sin excesos. La cantidad depende del clima de la zona, mientras más cálido y seco sea la zona mayor debe ser el riego. Una falta de riego se nota porque las hojas más pequeñas se empiezan a secar y el sustrato estará muy seco. El exceso de riego se notará por la presencia de hojas amarillas, aparición de hongos y hojas marrones. La mejor manera de saber si requiere riego es introducir el dedo y sentir si el sustrato está seco.

Si conservas la planta en posa macetas, colocar guijarros con agua a fin de mantener la humedad y el sustrato óptimo.

Abono

Es favorable el abono orgánico o rico en nutrientes, entre minerales y macroelementos. Se debe abonar cada 15 días durante los meses del verano con humus de lombriz o algún fertilizante líquido que sea para plantas con flores.

Temperatura y luz

Las condiciones que les dan mejor follaje y floración son las temperaturas cálidas, que van desde 23 hasta los 27 grados centígrados durante el verano, mientras que los inviernos no deben bajar los 15 grados centígrados.  La luz indirecta es mejor para el Anthurium. Sin embargo, también se recomienda que esté expuesta por al menos dos horas de sol al día para que pueda florecer. Si te ves con la necesidad de cambiar la ubicación del anturio para que pueda recibir sol, lo mejor es hacerlo paulatinamente cada semana hasta llegar a las dos horas para no causar daño a la planta.

Trasplante

Se debe realizar el trasplante una vez al año dado que requiere de un sustrato muy nutritivo. El trasplante se debe realizar finalizando el invierno.

Método de Propagación o Reproducción del anturio

Acodo

La propagación por acodo se puede realizar en plantas completamente establecidas, desde inicios de la primavera hasta antes de iniciar el invierno. El procedimiento consiste en cortar una bolsa de vivero para poder envolverla en el tallo del anturio, lo más cercano a los tallos de las hojas, amarrándola con una pita resistente en la parte baja, luego llénala con tierra de hoja y finalmente amarra la parte superior. Ahora, deja trascurrir un mes o mes y medio, antes de cortar los acodos por debajo de la bolsa, pero regando el acodo durante este tiempo.  Finalmente, retira la bolsa de vivero y plántalo en una maceta con tierra de hojas.  Este método ayudaría a tener plantas floreciendo lo más rápido posible.

reproducción de anturio por  acodo

Esquejes

Este procedimiento consiste en cortar el tallo de manera oblicua, a una medida de aproximadamente 15 centímetros. Introduce el esqueje en un sustrato de hojas, riega y colócalo en semi-sombra. Empezarás a notar los brotes a unos 20 días a un mes de plantado. La separación por esquejes ayudaría a tener un mayor número de plantas, ya que cada tallo puede producir al menos 4 esquejes, pero es uno de los métodos que más tarda.

propagación de anturio por  esquejes

División hijuelos

Esta separación consiste en separar de los hijuelos que aparecen. Los hijuelos se podrán notar por qué tienen separaciones muy marcadas.  Divide tu anturio y plántala en un sustrato muy rico en nutrientes.  

división de anturio

Cuidados de hojas, tallos y flores

Debido a que la planta tiene un follaje pesado, se deben colocar tutores o estacas que mantengan firmes y derechos sus tallos, para que la gravedad no la haga caer debido al peso.

Las flores del Anthurium también necesitan tutores, debido a que sus tallos son finos para soportar el peso; esto evitará que se doblen.

Limpiar semanalmente las hojas con una toalla suave es importante. Sin embargo, no uses abrillantadores artificiales para las hojas. Los productos para lustrar hojas pueden obstruir los estomas, que es por donde la planta respira y realiza funciones vitales.

Rociar el follaje con agua también es un consejo útil para favorecer la humedad general de la planta, sobre todo en sus hojas y tallos.

El Anthurium no necesita poda. Sin embargo, la planta acumula hojas basales secas, que hay que ir retirando por capas.

Plagas y enfermedades del anturio

El Anthurium puede ser atacado por plagas como: la cochinilla, que se nota como motas blancas, dando la apariencia de estar envueltas en algodón. Los pulgones también son plagas de esta planta.

La solución a plagas externas es limpiar usando una toalla suave con agua y jabón o algodón con alcohol, con cuidado de no doblar o maltratar la planta.

Muchas enfermedades como la clorosis se deben a errores en el riego al haber excesos de cloro. Otros problemas se deben al abono o por estar en lugares con luz inadecuada para las plantas. Si notas que tú planta pierde la coloración o comienza a secarse, cambia el lugar o mejora el sustrato y las condiciones que la perjudican.

Especies más comunes y vistosas

Para jardines y fines ornamentales son más buscadas las especies Anthurium crystallinumde color verde oscuro, con nervaduras notorias de color blanco y aterciopeladas, de gran belleza para jardines. Su altura no excede los 70 cm. Las espatas también son de una coloración verdosa.

Otras de las variedades más seleccionadas son las Anthurium veitchii, que tiene hojas más alargadas y lanceoladas, con hendiduras pequeñas de un color verde azulado, que las hace resaltar con un efecto incandescente. Excelentes para jardines e invernaderos anexos al hogar, pueden llegar a medir hasta 90 cm de alto. Las hojas alargadas son soportadas por un tallo de grosor medio, suficiente para el peso.

Otra especie popular entre los aficionados de la jardinería y las plantas es el Anthurium andreanum, de hojas ovaladas, espatas cerosas de color rojo, de tamaño grande y un espádice amarillo o blanco. Esta se subdivide en la variedad andreanum var. album, con espatas blancas y redondas; la andreanum var. Álbum, con espatas de rojas a rosas y un espádice amarillo a blanco; entre otras.