Aechmea o Aecmea – Aprende a cuidar esta hermosa planta

La planta Aechmea, conocida mayormente como aecmea, puede ser uno de los grandes atractivos de tu departamento o el interior de tu hogar. Este género, perteneciente a la familia Bromeliaceae o bromelia, se caracteriza por tener una gran belleza y ser de fácil cuidado. Sigue leyendo y aprende cómo cultivar esta hermosa variedad.

Guía de Cuidados y metodos de propagación de la Aechmea

Características de la Aechmea

El género Aechmea tiene cerca de 50 especies de plantas, todas de hoja perenne y la gran mayoría de características epifitas. La gran belleza que poseen estas plantas originarias de la América Meridional es una de las razones de su popularidad.

Esta se caracteriza por tener un sistema radicular reducido, siendo la única función de las raíces la de servir de anclaje. La absorción del agua necesaria para su desarrollo se realiza a través de su follaje.

Las hojas pueden tener márgenes lisos o aserrados. Un detalle a mencionar sobre esta planta es que sus hojas están dispuestas de manera que puedan encauzar el agua de la naturaleza dentro de la copa central. En el centro de la copa, nace una inflorescencia en forma de espiga, donde posteriormente aparecen varias flores rodeadas de brácteas rígidas de color rosa, rojo, amarillo o naranja. Si bien la floración puede durar muchas semanas, esta planta es monocárpica (florece 1 vez), por lo que terminada la floración muere, pero dejando hijuelos a su alrededor para dar origen a nuevas plantas.

Cuidados de la Aechmea o Aecmea

Si bien son plantas de fácil cuidado, existen ciertos factores a tener en cuenta para que crezcan adecuadamente.

Ubicación, Ambiente y Clima

La temperatura adecuada para la aechmea está entre los 20 a 26 °C durante los periodos veraniegos. En el invierno debes cuidar que la temperatura no descienda bajo los 10 °C. Por fortuna, al ser planta de interiores, donde se utiliza calefacción, puede continuar desarrollándose aún en invierno.

La ubicación ideal debe ser cercana a una ventana que le brinde una buena iluminación. Sin embargo, la luz solar debe ser indirecta. La falta de iluminación puede ser muy contraria para la floración.

Riego

A diferencia de otras plantas, el riego debe realizarse en la copa que se forma en el centro de las hojas, buscando que se mantenga llena. El riego debe ir acompañado de pulverizaciones en las entradas de las hojas. Asimismo, cada dos meses, debe vaciarse completamente para renovar el agua y evitar que sea medio de propagación de enfermedades. Se recomienda mantener el sustrato ligeramente húmedo, nunca encharcado.

Sustrato y maceta

El sustrato a utilizar en la aechmea puede estar formado por turba, mantillo de hojas, agujas de pino y un poco de arena. El pH que prefiere esta planta es ácido.

En el caso de la maceta, no tiene que ser de grandes dimensiones, ya que el aparato radicular no es muy grande y solo sirve para sostener la planta.

Abono

En general esta planta no requiere de abono. Asimismo, no se recomienda colocarlo en la copa de las hojas, ya que puede quemarlas. En caso de necesitarlo, se recomienda utilizar un fertilizante líquido diluido en el agua de riego cada 2 a 3 semanas en el periodo de crecimiento activo, y no más de 3 veces al año. La dosis a utilizar en el agua de riego debe ser la mitad de lo recomendado en el paquete.

Poda

Esta planta no se debe podar, pero se debe ir eliminado las hojas que se secan de manera paulatina, evitando que sean medios de enfermedades parasitarias en la planta.

¿Cómo se multiplica la aechmea?

Estas plantas se propagan mediante la separación de hijuelos laterales, mismos que aparecerán después de producida la floración. Antes que las hojas mueran por completo, se deben tomar los hijuelos. Sin embargo, se debe esperar a que los hijuelos se hayan desarrollado por completo para separarlas, ya que cuando aún están pequeñas dependen de la madre. Siendo importante cuidar la planta madre hasta que los retiremos por completo. Generalmente, cuando miden 15 cm, o tiene una altura similar al de la madre, se separa con sus raíces con la ayuda de una tijera desinfectada. Se aplica un poco de canela en polvo en el corte para que actúe como funguicida, antes de pasar a su maceta individual.

¿Cuándo se produce la floración en la Aecmea?

Esta planta puede florecer a los 3 años de vida, aunque esto depende de que las condiciones de cultivo hayan sido idóneas. Siendo importante que reciba mucha iluminación y agua en su copa. Usualmente, florecerán en el verano, aunque dependerá mucho de la especie.

Plagas y enfermedades en las Aecmea o Aechmea

Hojas que pierden su color o marrones

Si las hojas pierden su color brillante y se atrofian probablemente sea por falta de riego. La solución es regar la copa con más frecuencia, evitando que se seque.

Hojas alargadas y más verdes

El problema puede ser que está recibiendo poca luz. La solución es ubicar la planta a un lugar de mayor luminosidad.

Hojas desteñidas con partes quemada

La aechmea está recibiendo mucha luz, así que hay que moverla a un lugar de menor luminosidad.

Hojas en cuyos bordes tiene una sustancia blanquecina

Ocurre cuando el suministro de agua es muy duro, debido a la presencia de muchos minerales, cal y/o mucho fertilizante. Esta sustancia son los cristales que exuda la planta debido al exceso de minerales. La solución es cambiar el agua utilizada en los riegos y no excederse con el abono, es más, suspéndelo.

Hojas con manchas de amarillas

Se puede producir por la araña roja, ácaro molesto y dañino. En un estado avanzado, se puede observar un aspecto polvoriento. Se recomienda aumentar las nebulizaciones, ya que puede deberse a la falta de humedad. En caso de tener una infestación es grave, se tiene que usar productos químicos específicos. También puedes limpiar las hojas de aechmea para eliminar mecánicamente los ácaros con un algodón mojado y enjabonado. Posteriormente, asegúrate de limpiar completamente el jabón.

Manchas en el envés de las hojas

Esto puede ser un síntoma de la cochinilla, especialmente la cochinilla algodonosa. Esta plaga se caracteriza por tener un escudo protector de color blanco. Estos insectos se deben retirar con la ayuda de un algodón mojado en alcohol. También puedes limpiarlos con agua y jabón neutro, frotando de forma delicada. Al terminar este proceso, debe eliminarse completamente el jabón.

En casos graves, utiliza tratamientos especializados en cochinillas que ataquen a las larvas, ya que son más sensibles que los adultos.

 ¿Cuáles son sus especies?

El género Aechmea tiene aproximadamente 50 especies, entre las más conocidas tenemos:

Aechmea fasciata

Tiene hojas coriáceas y bordes dentados. El color de su follaje es un verde grisáceo atravesadas por rayas blancas transversales. Estas pueden medir hasta 60 cm. La floración suele suceder en   verano, mostrando brácteas de color rosa, donde se desarrollará flores de tonos azul claro. La floración puede durar hasta 4 meses.

Aechmea chantinii

Parecida a la fasciata, pero con la diferencia de tener hojas más grandes y abiertas. Las brácteas tienen un tono anaranjado, mientras que las flores son de un color rojizo.

Aechmea aurantiaca

La inflorescencia tiene pequeñas flores amarillo-anaranjada, rodeadas de brácteas rojizas.

Aechmea fulgens

El follaje es de un color verde aceituna en el haz, pero con un envés rojo vivo. La floración se produce en el verano, brotando flores rojizas.

Aechmea caudata

En este caso se trata de una variedad que tiene unas hermosas hojas verdes intensas, pero bordeadas de amarillo. Otra de sus características es que produce flores blancas, rodeadas de brácteas de un tono amarillo.

Aechmea marmorata

Esta planta cuenta con un follaje de color verde jaspeado de oscuro. Las inflorescencias que produce son de un tono rojizo.