Adromischus – Aprende a cuidar esta variedad de hermosas suculentas

La Adromischus es un género que conforma un amplio abanico de plantas de hojas suculentas fáciles de reconocer debido a su forma y bonitas hojas variegadas. Muchas de ellas fáciles de cultivar e incluso capaces de crecer con pocos cuidados. Sigue leyendo para aprender cómo cuidar este tipo de suculentas y que sea uno de los atractivos de tu creciente jardín.

Guía para plantar, propagar y cuidar Adromischus

Características de la Adromischus

Este género se encuentra conformado por varias plantas perennes suculentas, originarias de las zonas desérticas de la parte sur del continente africano.

Generalmente, el tallo que posee es corto, e incluso en algunos casos está ausente. Las hojas carnosas se disponen en espiral o ramilletes, destacando por su hermosa coloración verdosa, muchas veces variegadas. La belleza de las hojas es el principal motivo de su popularidad. Las flores nacen de largos pedúnculos, siendo diminutas y con colores como el blanco o rojo.

¿Cuáles son sus especies?

Dentro del género Adromischus podemos encontrar varias especies, pero tres en particular destacan:

  • Adromischus cristatus.
  • Adromischus maculatus.
  • Adromischus cooperi o Adromischus clavifolius.

Cuidados de la planta Adromischus

Si bien es una planta fácil de cuidar, hay varios puntos importantes a tener en cuenta:

Clima y Ubicación de la Adromischus

Esta planta requiere de una gran exposición solar y una buena aireación. La temperatura mínima para estas suculentas es de 5 °C, y no presenta problemas con temperaturas altas.  Si vives en una zona de inviernos muy fríos, debes moverla a un lugar protegido de las heladas. En caso de tener que trasportarla a interiores por el clima, se recomienda ubicarla en un lugar bien iluminado, como puede ser al costado de una ventana.

Riego

Sin importar la época, la Adromischus debe ser regada con poca agua, de hecho, solo hay que regar cuando el terreno esté completamente seco. En los periodos de descanso vegetativo, producidos en otoño e invierno, no existe la necesidad de regar o puedes reducir el riego al mínimo. En todo momento, debes evitar mojar las hojas, ya que podrías causar la muerte de la planta.

Sustrato

Con respecto al sustrato, esta planta tiene que ser trasplantada cada año en la época primaveral. De preferencia, utiliza un sustrato para cactáceas, el cual puedes adquirir en cualquier tienda de jardinería. A esta mezcla, puedes añadir un poco de arena para que el terreno sea más blanco.

Abono

Se tiene que abonar la Adromischus una vez al mes, desde iniciada la primavera y durante todo el verano. En los meses que conforman el otoño e invierno no se tiene que abonar. El fertilizante que vamos a usar debe ser líquido y bajo en nitrógeno. Se diluye en agua de riego a una dosis de 1/4 con respecto a lo indicado a la etiqueta del producto.

Poda

No es necesario, solo se deben eliminar las hojas secas o estropeadas para evitar la aparición de enfermedades.

¿Cómo se multiplica la Adromischus?

La multiplicación se puede hacer por esquejes y la división de la planta:

Esqueje

Este tipo de multiplicación se realiza mediante el uso de esquejes apicales o foliares (hojas individuales). Se retiran los esquejes en verano, retirando completamente la hoja. Aplica azufre en polvo a la herida y deja al esqueje por 7 días sin sustrato para que cicatrice completamente.  Pasado este tiempo, se coloca el esqueje sobre un sustrato formado por arena y turba. Es importante que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo y que la maceta se ubique en una zona donde la temperatura sea de aproximadamente 21 °C. No excederse con el riego, ya que la planta se alimentará de las reservas de agua que tiene la hoja.

División de la Adromischus

La Adromischus para multiplicarse mediante la división de los pequeños retoños basales que se forman en los alrededores de la planta madre. Los retoños se pueden quitar con un cuchillo afilado, limpio y desinfectado, para luego aplicar azufre en polvo en el corte. Se deja los retoños por 7 a 10 días lejos del sustrato con la finalidad de que cicatrice la herida.

Una vez cicatrizada la herida, los retoños se colocan en una mezcla de turba y arena a parte iguales. Estos se deben colocar en una zona cálida, pero sin recibir luz solar directa.

Plagas y enfermedades comunes

Afidos – Pulgones

Los pulgones son insectos que pueden provocar graves daños en la Adromischus si no se mantienen bajo control. Se puede usar productos químicos específicos para controlar los pulgones. Se recomienda utilizar productos sistémicos para que sean absorbidos por los insectos al momento de alimentarse.

Manchas sobre el envés de las hojas

Este problema se debe a la presencia de la cochinilla algodonosa o cotonet y se pueden reconocer porque tienen una especie de escudo protector algodonoso de color blanco. Para solucionar este problema debemos sacarlos de la Adromischus con un copo de algodón mojado en alcohol. 

Share on: