Cultivo de Achicoria – Cuidados y como obtener endibias

Califica esta Guía!

La achicoria o escarola es una planta fácil de cultivar debido a los pocos cuidados que necesita. Capaz de crecer en climas fríos y tolerar diversos tipos de tierra. Una verdura de invierno que puede crecer en casi cualquier jardín e incluso maceta. Sigue leyendo y aprende a cultivar la achicoria.

cultivo de la achicoria

La achicoria, o conocida científicamente como Cichorium intybus, es una planta que se cultiva ampliamente alrededor del mundo, principalmente para obtener sus hojas. Las hojas se pueden consumir crudas en ensaladas, aunque también se consume sus raíces y los brotes de la planta.

Las raíces de ciertas variedades de achicoria son conocidas en Europa por ser utilizadas como un sustituto para el café, totalmente libre de cafeína. En otras partes del mundo, la raíz de achicoria también se consume de diversas maneras, bien sea tostadas, molidas, horneadas e incluso en la región mediterránea se llega a utilizar como aditivo.  La achicoria es una planta que no solo tiene múltiples propósitos culinarios debido a que se le atribuye propiedades curativas.

Factores a tener en cuenta con el cultivo de la achicoria

Datos sobre el cultivo

Algunas variedades de achicoria son cosechadas dos veces al año, a pesar de poder crecer durante muchos años. Esta edad productiva tan corta se debe a que mientras envejece desarrolla un sabor amargo, por lo que debe ser tratada como una planta bienal, especialmente la Cichorium intybus, la variedad de mayor edad, cultivada principalmente para obtener su raíz.

Sin embargo, también existe una variedad que es anual a bienal, la Cichorium foliosum o Radicchio, cultivada para obtener sus hojas, utilizadas en ensaladas. Esta puede crecer hasta el segundo año con el fin de cosechar sus flores medicinales.

Elegir una variedad

La variedad a elegir llega a depender de la disponibilidad de su área. Llegando a ser importante consultar en los viveros locales acerca de la variedad más apropiada para cultivar en su jardín o huerto. En este lugar puedes adquirir las semillas de esta planta y en menor disponibilidad las plántulas.

Las achicorias generalmente se agrupan en dos tipos. Las achicorias witloof, o mal llamadas endibias, son las variedades que se utilizan para obtener sus grandes raíces, ideales para sustituir al café. Esta variedad también se caracteriza por su raíz que es cosechada para producir las endibias o endibias belgas, planta de tiernas, blancas y dulces hojas. El otro tipo de achicoria es el Radicchio, cultivada por sus hojas jóvenes. Ambos tipos llegan a presentar diversas variedades.

¿Cuándo plantar la escarola?

La Achicoria es una planta que prefiere el clima templado a frío, así que pueden ser plantadas a principios del otoño hasta el invierno, antes de que las temperaturas se eleven demasiado. Aunque si se quiere obtener endibias se deben sembrar lo más pronto posible. En climas más fríos, la plantación se hace de tres a cuatro semanas antes de las ultimas heladas. Sin embargo, el tiempo de siembra depende mucho de la variedad elegida, siendo importante consultar en su vivero local.

Terreno

Las plantas de achicoria llegan a ser muy resistentes a muchos tipos de suelo, pero deben tener acceso a la luz solar para que tenga un mejor crecimiento. Antes de la plantación de las semillas o plántulas debes preparar el suelo, labrando la tierra y abonando con materiales orgánicos. Este cultivo prefiere un suelo bien drenado y con abundante materia orgánica.

¿Cómo plantar la achicoria?

Las semillas se pueden sembrar en interiores de cinco a seis semanas antes de ser trasplantadas al lugar definitivo. El sustrato a utilizar en los semilleros debe tener un 40% de humus de lombriz, 20% de tierra y un 30% de vermiculita o Perlita. Las semillas de la achicoria son muy pequeñas y muchas no llegan a brotar, por lo que se recomienda colocar de cinco a siete semillas en cada semillero. Una vez colocadas las semillas se debe cubrir con una ligera capa de tierra para que no tengan problemas de germinación. Finalmente se debe regar suavemente por aspersión para evitar que las semillas se hundan o floten.

Si decides realizar la siembra directamente en el lugar definitivo, se recomienda sembrar las semillas de achicoria dejando un espacio de 6 a 10 pulgadas de distancia e hileras distanciadas a 2 o 3 pies. Se deben sembrar varias semillas a una profundidad de 0.5 centímetros.  Una vez se han desarrollado de 3 a 4 hojas verdaderas debes retirar las plantas más débiles y quedarte con la planta de mejor desarrollo por agujero.

Cultivo en maceta de la escarola

Pasado un mes de la siembra de las plántulas en semilleros se puede plantar las achicorias en un macetero de 10 litros. El sustrato debe tener una mezcla de 45% de tierra, 15% de humus de lombriz, 15% de abono, 22% de vermiculita y un 3% de harina de roca. Una vez introducida la plántula en la maceta se debe presionar ligeramente la Tierra e inmediatamente hacer un riego. Si deseas mantener la humedad de tu planta puedes cubrir la maceta con paja seca, hojas bien secas o mantillo.

Cuidado de las plantas de achicoria

Las plantas de achicoria generalmente requieren de pocos cuidados. Esto incluye únicamente la eliminación de la maleza y el uso de mantillo para evitar la pérdida de humedad y un mayor crecimiento de la maleza.

La planta de achicoria requiere de 1 a 2 pulgadas de agua a la semana con el fin de mantener el suelo húmedo, pero sin encharcar.

Generalmente se fertiliza con un fertilizante a base de nitrógeno, como 21-0-0, después del trasplante o tras la eliminación de las plantas menos fuertes.

Plagas y enfermedades

Las plagas y enfermedades no representan un problema mayor para las plantas de achicoria. Aunque las babosas y caracoles pueden llegar a causar daños en tus plantas. Esto se soluciona fácilmente utilizando trampas hechas especialmente para estos animales.

Un problema que puede ser debido al exceso de riego es la pudrición de las hojas. Llegando a ser importante quitar las hojas dañadas, mejorar la ventilación del sustrato y controlar el riego.

Cosecha

Para ensaladas, coseche la achicoria cuando las hojas tengan un tamaño apropiadas y estén bien coloreadas. En general, cuanto más oscuro sea el color, más amargo será sabor. Pero si planta la achicoria solo para obtener las raíces, entonces estarán listas en unos 120 días. Las hojas generalmente están listas para la cosecha dentro de 60 a 70 días.

Forzar las plantas de achicoria para obtener endibias

El forzamiento de la raíz de achicoria es un procedimiento que se realiza con el fin de obtener unas hojas blancas pálidas y de sabor crujiente y dulce. Este proceso se descubrió hace 200 años por un granjero belga que llego a observar como fortuitamente una raíz de achicoria almacenada en su bodega había brotado y que al probar sus hojas eran de sabor exquisito.

Achicorias cortadas para obtener endibias

Antes de empezar este proceso, es muy importante manejar los tiempos pues generalmente la achicoria se retira tras unos 130 a 160 días, dependiendo de la variedad, cuando las raíces son lo suficientemente grandes para ser forzadas. Esto se notará porque la sección blanca de la raíz tendrá un tamaño de al menos ¼ de pulgada, caso contrario el resultado no será óptimo. Las raíces deben ser excavadas y se debe cortar el follaje a una altura de 2,5 cm. Posteriormente se almacenan las raíces durante tres a siete semanas en un refrigerador antes de ser forzadas.

Una vez pasado el tiempo, debes tener un recipiente que sea más alto que la raíz más larga. Llena un poco el recipiente con un poco de arena mezclada con turba o compost y coloca las raíces en medio. Termina de llenar todo el recipiente con la misma mezcla hasta tapar completamente la planta y finalmente regar. La planta debe ser almacenada en un lugar oscuro a una temperatura de entre los 10 a 15º C. Recuerda que si las raíces de achicoria reciben un poco de luz durante este tiempo tendrán un sabor amargo.

Los brotes blancos deben aparecer en aproximadamente 4 semanas. Cuando estén listos para ser usados, se deben cortar las hojas cerca de la raíz y se colocan nuevamente en la oscuridad para obtener una segunda endivia de menor tamaño.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.