9 plantas de interior tóxicas para los perros

Muchos jardineros de plantas de interior han visto cómo los consentidos de casa terminan destruyen sus preciadas plantas; Cualquiera que haya tenido un perro sabe lo enloquecedor que puede ser. Fuera del hecho de la perdida que puede tener en su colección de plantas, también puede ser un peligro para su mascota. Pocas cosas son más devastadoras para las familias que ver a su perro grave o muerto por un error tan evitable. Conozca algunas plantas de interior tóxicas para los perros.

plantas tóxicas para perros

Plantas de Interior Tóxicas para los perros

Árbol lira (Ficus lyrata)

Lamento decírselo, pero el Árbol de lira es tóxico para los perros en caso de ser ingerido. Muy apreciada tanto por los decoradores de interiores como por aquellos que inician en el cultivo de plantas de interior. Su tamaño es de mediano a grande, con un tronco delgado y hojas grandes muy parecidas a un violín.

Desafortunadamente, consumir alguna parte del árbol lira puede causar dolores muy incómodos para su perro, algunos como irritación cutánea y gastrointestinal. En caso su perro sea propenso a masticar este tipo de plantas, no la adquiera.

Propiedades tóxicas: Enzima proteolítica, psoraleno

Filodendro

Philodendron es un gran género de plantas tropicales que son apreciados por jardineros de interior debido a que tiene un follaje bastante llamativo y facilidad de cuidado. Entre las variedades más conocidas del filodendro podemos incluir la hoja de corazón, el filodendro “Brasil” y el filodendro “Micans”, entre otros.

El filodendro es inofensiva al tacto, pero llegar a ser tóxicas para perros y gatos. Los síntomas de intoxicación por filodendro llegan a incluir síntomas como irritación oral, vómitos, dificultad respiratoria y babeo excesivo.

Planta ZZ (Zamioculcas zamiifolia)

Una de las plantas de interior tóxicas para los perros son las plantas Zamioculcas zamiifolia. Estas han ganado bastante popularidad los últimos años debido a que tienen la capacidad de sobrevivir incluso en una algo grado de oscuridad. Las plantas ZZ son cultivadas desde sus rizomas, lo que significa que llegan a apreciar bastante el riego poco frecuente. Siendo una planta de interior que no requiere de mucho mantenimiento.

Desafortunadamente, las plantas ZZ son tóxicas tanto para gatos y perros en caso de ser ingerida, incluyendo problemas como vómitos y diarrea.

Propiedades tóxicas: oxalatos de calcio insolubles

Aloe vera

El aloe vera es una planta que tiene muchos usos medicinales positivos para nosotros, sin embargo, paradójicamente llega a ser tóxico al ser ingerido por perros. Esta es una especie de suculenta nativa de Asia occidental, principalmente cultivada por tener usos medicinales y agrícolas. El mantenimiento de esta planta es relativamente bajo, propagándose fácilmente, siendo una planta de interior bastante común.

Si bien el aloe vera es inofensivo para los humanos, es tóxico para los perros en caso de ser ingerida, causando letargo, vómitos y problemas gastrointestinales.

Ave del paraíso (Strelitzia)

Las plantas de ave del paraíso (Strelitzia) son tropicales nativas de Sudáfrica, consideradas como plantas de interior tóxicas para los perros. Se han vuelto populares como plantas de interior debido a su exhuberante follaje y sus bellas flores de color naranja y azules, asemejándose a aves en vuelo. Curiosamente, la parte más tóxica de esta planta es la flor.

La ave de paraíso puede producir irritación gastrointestinal, conllevando a náuseas y vómitos, así como también somnolencia. En caso se haya ingerido, es importante buscar atención veterinaria a tiempo, y así estos se recuperen por completo.

Dieffenbachia

Las plantas del género Dieffenbachia son plantas tropicales bellamente variadas que pueden variar en tamaño desde menos de un pie de altura hasta cuatro o cinco pies de altura, dependiendo de la variedad.

La dieffenbachia es una de las plantas de interior tóxicas para los perros y gatos en caso de ser ingeridas. Los síntomas de la intoxicación por Dieffenbachia incluyen irritación e hinchazón de la boca, salivación excesiva, vómitos y dificultad para respirar.

Palma de sagú (Cycas revoluta)

Las palmas de sagú son originarias de las regiones tropicales de Japón. Llegan a ser bastante populares como plantas de interior cuando se utilizan como bonsái. Se caracterizan por tener una corona de gruesas hojas verdes de palmera, mismas que son sostenidas por un tronco de superficie erizada. Al ser plantas de crecimiento lento, generalmente pequeñas, se aprovechan principalmente como plantas de interiores.

Las palmas de sagú son extremadamente tóxicas para humanos y animales, causando insuficiencia hepática e incluso la muerte en caso sea ingerida. Los primeros síntomas son los vómitos, la diarrea y las convulsiones. Si tiene un perro en su casa, esta variedad se debe evitar en su casa.

Lirio de la paz (Spathiphyllum)

Distinguidas por tener flores blancas y hojas oscuras y brillantes. Son fantásticas plantas de interior. Si son cuidadas bien, pueden florecer hasta dos veces al año, destacando por sus flores que duran varios meses.

Desafortunadamente, el lirio de la paz es una de las plantas de interior tóxicas para los perros y gatos, especialmente la variedad “Mauna Loa”. Esta gran variedad, que puede crecer hasta 60 cm, causa irritación alrededor del área de contacto y, si se ingiere, puede causar vómito.

Alocasia

Este género de plantas perennes llegan a ser nativas de Asia subtropical y Australia. Son plantas exigentes que requieren luz, agua y humedad adecuadas, cuyas hojas las hacen muy populares.

Sin embargo, son tóxicos para perros, gatos y humanos. Entre los síntomas que puede producir se incluyen irritación oral, ardor en los labios y la boca, hinchazón, vómitos y dificultad para tragar y respirar.

Share on: